Historia

Uno de los restaurantes de más tradición en el Centro Histórico, fundado en 1912, es El Café de Tacuba, que desde esa fecha nos ofrece la mejor muestra gastronómica de la cultura mexicana.

Ubicado en Tacuba 28 en una casona del siglo XVII El Café de Tacuba, ha configurado su historia en la tradición gastronómica, avalado a través del tiempo y sus sabores. El Café de Tacuba, siempre ha estado preocupado por mantener estándares que garanticen la calidad y el sabor de sus platillos los cuales están fuertemente arraigados en un México colonial ya desaparecido. Comer en el Café de Tacuba, es revivirlo.

Este restaurante cuenta con una típica decoración mexicana y diferentes pinturas clásicas a lo largo de sus instalaciones. Ha sido marco de innumerables sucesos, se ha hecho merecedor de ocupar más de un renglón en la historia de México.

El ambiente que se vive en El Café de Tacuba es netamente familiar, razón quizá, por la cual, además de sus deliciosos platillos que ha sido el lugar ideal para celebrar casi cualquier tipo de evento. En sus manteles han quedado migas de recuerdos de grandes eventos: azahares de bodas, blancas manchas de betún como prueba de agasajos y banquetes de plateados y dorados matrimonios, trozos de celuloide de películas filmadas, como "Los hijos de Sánchez".

 SIGUIENTE